Saltar al contenido

Charles Smith, viva el vino y el rock and roll.

Charles Smith Wines ofrece una imagen de marca rotunda que deja entrever el pasado de Charles Smith como manager de grupos de rock. Una gráfica que conjuga perfectamente con sus valores de marca, vinos para disfrutar, sin complejos, vinos auténticos, fieles a las variedades de uva y la región.

Botellas de vino charles smith wines

Biografía

Charles Smith creció a las afueras de Sacramento, California, de madre galesa y padre francés. Ya desde muy joven comenzó a viajar. Pasó nueve años en Dinamarca donde era manager de grupos de rock, allí fué donde la carretera y el dinero que ganaba le permitió conocer el vino y le convirtió en un apasionado.
En 1999 a su vuelta a EEUU decidió abrir una tienda de vinos y en un viaje a Walla Walla conoció a un joven enólogo francés que le convenció de crear su propio vino. Charles Smith se muda a Walla Walla y lanza su primer vino en 2001.

Desde entonces este enólogo autodidacta y su bodega ha sido reconocida como una de las bodegas de referencia por la revista Wine & Spirits, Food & Wine o Wine Enthusiast

Una imagen de marca espontánea y autentica

La diseñadora danesa Rikke Korff, la que fuera directora de arte de Levi Strauss & Co y amiga de Smith fue la elegida para encargarse de las etiquetas y la linea gráfica de la bodega. ¡Enhorabuena a Korff! Opino que ha sabido plasmar a la perfección el concepto y la idea de Charles Smith. Como ella misma dice:

“Mi estilo de diseño siempre ha estado arraigado a la perspectiva pura de funcionalidad, intemporalidad y simplicidad. Combino eso bien con las agallas y la crudeza directa del rock n ‘roll para crear futuros iconos y marcas de culto”. Rikke Korff

Las marcas de Charles Smith wines.

El vino que Smith elabora se puede encontrar bajo muchas marcas diferentes.  En su página web podéis ver toda su actual selección. Smith produce vinos en diferentes rangos de precio con lo que respalda su creencia de que el vino no tiene que ser costoso para merecer la pena. Y no tienes que alejarte de él porque no estés empapado de su tradición o saber de vino, Charles tiene la misión de acercar el vino a todo el mundo, hacerlo más divertido y menos pretencioso.

Sus etiquetas negras y blancas son fácilmente distinguibles y reconocibles entre otros vinos, todos sus vinos tienen nombres que llaman mucho la atención como Sixto, Kung Fu Girl’, ‘The Velvet Devil’, ‘Boom Boom!’… No son las típicas etiquetas que te esperas en un vino.  La tipografía y el estilo de ilustración que podríamos perfectamente encontrar en cualquier fanzine underground, toma un peso importante y conecta con la personalidad de la marca. Sin duda Charles Smith ha sabido construir una identidad muy marcada y reconocible, hace que todas las gráficas de sus vinos compartan un mismo universo gráfico y  todas y cada una de sus lineas de producto contribuyen a la marca positivamente.

Kung Fu Girl, The Velvet Devil, Boom Boom!, Eve, Chateau Smith, Sixto, K Vinters, Substance, CasaSmith ViNO, B. Leighton….

K Vintners, presenta Syrah por lo bien que crece en el valle de Walla Walla. La marca Wines of Substance vende Cabernet, Merlot y Sauvignon. Y sus marca homonima, que vendió en 2016 por 120 millones de dólares, engloba marcas como,  Velvet Devil Merlot, Boom Boom Syrah y Kung Fu Girl Riesling…

Personalmente me parece que la marca que Charles Smith ha construido es el ejemplo perfecto de diferenciación y coherencia, de como construir una marca que de verdad transmita valores y conecte con su público. Utiliza muy bien el storytelling asociando sus vinos con su pasado rockero, su tono de comunicación distendido, nos hace ver su marca como una marca auténtica, honesta, con personalidad propia y muy cercana, realmente me creo la marca, si además lo bordamos con unas etiquetas y una gráfica supereconocible, y que es fiel al concepto…no queda más que decir, Smith lo sabe rockear.

Su Instagram

Foto de Portada: Eric Becker