Saltar al contenido

Preece y su identidad corporativa generativa.

Preece es una bodega australiana que como podemos leer en la biografía de su página web siempre ha tenido muy presente la innovación y la adaptación a nuevas formas de producir vino para satisfacer la demanda de nuevos estilos de vino, todo esto sin perder su identidad y sin olvidarse de donde vienen. La innovación está muy presente en sus procesos y filosofía como bodegueros, por eso su marca no podía basarse en otra cosa que en la exploración y creatividad. Eligieron explorar los límites del diseño con la utilización de técnicas de diseño generativas.

coleccion vinos preece

Y me dirás..muy bien, pero

¿Qué es el diseño generativo?

Básicamente es utilizar recursos informáticos (programación y algoritmos) para aumentar exponencialmente las posibilidades de diseño dentro de ciertas reglas que el diseñador controla. Más info.
Estas técnicas son a menudo utilizadas en arquitectura, en la búsqueda de formas y estructuras, en la generación de infografías dinámicas, en el mundo del arte para generar obras aleatorias o en el caso de la bodega Preece para la generación de sistemas gráficos o identidades gráficas flexibles.

El diseño generativo se puede asemejar a un ente vivo, que una vez programado aporta soluciones ilimitadas a un cierto problema, la labor del diseñador es generar el sistema y darle ciertos límites para que funcione.

Una sistema de identidad flexible y dinámico

Preece wines basan su identidad en 3 conceptos, lo único, el cambio o evolución y su propia historia (región y situación de su bodega) utilizando estos 3 conceptos han generado una imagen corporativa y etiquetas de vino dinámicas gracias al diseño generativo.

Crearon un algoritmo donde introdujeron datos como las paletas de colores del paisaje de la región donde cultivan sus uvas, referencias de precipitaciones y temperatura de la zona y datos simbólicos de su origen como el año del nacimiento de su fundador o la altura a la que se sitúa su bodega.
Una vez introducidos los datos el propio algoritmo genera patrones de formas y color únicos que conceptualmente representan un lugar y tiempo concreto de la bodega, sus vinos y su paisaje.

Ninguna botella es igual que la anterior.


Preece wines utiliza esta técnica de diseño generativo para crear etiquetas diferentes y únicas para cada botella de su producción. Esto le da un valor añadido enorme a cada botella y la eleva al grado de pieza única.

Estos motivos únicos también son utilizados en su página web y en diferentes aplicaciones gráficas de la bodega.

pagina web generativa de vinos preece

El estudio afincado en Melbourne Future Days  fue el encargado de dar vida a todo el universo gráfico de la bodega australiana Preece.


Extra:
La marca de whisky Chivas regal  y el arte generativo: aquí